©2019 by Leamos Más Puerto Rico 

Primeros acercamientos: oral, escrito y leído

Hemos ido preparando nuestros ambientes y todo aquello que nos acompañara y permitirá maximizar el alcance de nuestros planes lectores. Ahora necesitamos empezar con lo básico para que la comunicación oral, escrita y leída se integren como actividades -que van de la mano y no como elementos separados- a conquistar en la cotidianidad.  

Pudiéramos empezar con establecer, como colectivo, las reglas de nuestros espacios especiales del salón de clases: el rincón lector y la biblioteca. Como por ejemplo, toda persona tiene que quitarse los zapatos para entrar al rincón o si cada estudiante ha llevado o tiene un cojín para tirarse a leer puede dejar el libro que está leyendo debajo del. Las reglas no tienen que seguir ningún libreto, lo que importa es que se decidan como grupo para que todos y todas se sientan parte de esos lugares mágicos y que haya constancia en el respeto por esas reglas. Si hay niños o niñas capaces de escribir, asignemos la responsabilidad de que uno registre las reglas acordadas. Así después pueden colgarlas o pegarlas para que queden visibles.

Como las tareas por mantener limpio, recogido y agradable todos los espacios en el salón de clases deben compartirse, un vez por semana puede haber alguien que anote a quienes les toca que. Entre esas tareas, pudiera también haber algún(a) estudiante que cada mañana vaya al comedor a preguntar cual es el menú a servirse ese día, anotarlo, anunciarlo en clase y entre todos asegurarse que quede bien escrito en la pizarra.

Otra idea que sugerimos, que ayuda también a preparar el día de trabajo y a liberar las tensiones, es designar un(a) lector(a) para todos las mañanas. Después de que todo el grupo haya entrado al salón de clases y haya tenido sus minutos de relajación, el lector(a) del día compartirá algún poema o fragmento del cuento de su preferencia (no debe extenderse más de 5 minutos, algo breve). Para ello es importante, tenerles preparados una variedad de libros y poemarios de los que puedan escoger y practicar porque como grupo les ayudaremos -con respeto siempre- a trabajar su proyección, el volumen, la entonación, la pronunciación y el uso de la voz. Una variación de este ejercicio sería hacerlo en la tarde, antes de la hora de salida. 


#propuestaLIJera #leamosmáspr