©2019 by Leamos Más Puerto Rico 

Préstamos y registros

Updated: Aug 13, 2019

Casi casi se nos pasa hablar sobre estos dos elementos que también resultan muy importantes al momento de fomentar las mejores condiciones para el desarrollo de lectores y lectoras entusiastas: el préstamo semanal y el registro de lecturas. Por suerte, repasando lecturas nos hemos recordado. 

El préstamo semanal puede convertirse en un momento muy emocionante para nuestros lectores y lectoras. Será el espacio para compartir lo que han hecho con la lectura que se han llevado a casa. Lo ideal sería que el préstamo sea una vez por semana, por ejemplo, de viernes a viernes. Dependerá de la cantidad de niños y niñas que conformen el grupo en relación con la variedad de libros que haya en el salón de clases. Es importante hablar sobre la responsabilidad que cada uno(a) tiene de cuidar los libros para que todos y todas puedan gozar de ellos. Al momento de devolverlos, cada uno debe contar su experiencia con el libro en el hogar y con los familiares. Lo importante aquí es ver que como se relacionaron con él, como comunican sus ideas y no agobiarles con pruebas de comprensión.

No debemos preocuparnos si quieren repetir el libro, hay que dejarles. De hecho, la relectura es muy valiosa. Veremos -muy probable- que las familias (tanto padres, madres y hermanos y hermanas) se irán implicando de forma natural porque los niños suelen contagiarles con su entusiasmo. 

Una manera de conocer las lecturas que han hecho y que han escuchado nuestros estudiantes es llevando un registro de sus lecturas. Sugerimos que integren las artes plásticas para que cada alumno y alumna diseñe su cuaderno/libreta especial al gusto. Pues, serán ellos los responsables de llevar el registro diario de sus lecturas. No es necesario que escriban una reseña, con que pongan el título, la fecha y algún comentario o reflexión breve o dibujo basta. Esto, además de ayudarles a refrescar sus referentes nos servirá a los docentes a la hora de tomar decisiones sobre la selección de textos.  

Otra manera de llevar ese registro -si hay acceso al Internet- es a través de Leoteca, una red social en español de literatura infantil y juvenil que, a su vez, les permite recomendar libros entre pares y conocer lecturas o autores nuevos, según sus intereses. La ventaja es que de forma muy segura como docentes podemos tener acceso a sus perfiles y seguir sus lecturas. 

Para el registro colectivo de las lecturas en voz alta, proponemos sacar copia de la portada de los libros y colgarlas por el salón de clase. Celebrando así todas las lecturas que hemos disfrutado y compartido como grupo. 


#propuestaLIJera #leamosmáspr